instituto de matemáticas universidad de sevilla
Antonio de Castro Brzezicki
imus-logo
El eterno retorno
Coloquio "José Mendoza Ríos" IMUS-IEMath-GR
Los filósofos estoicos postularon que el número de átomos del Universo es finito. Como consecuencia la cantidad de permutaciones de estos átomos también debería ser finita y, en un tiempo muy grande, alguna de estas permutaciones debería aparecer de nuevo. El Universo se repetiría. A finales del siglo XIX Poincaré se inspiró en este principio para enunciar su sencillo y elegante Teorema de Recurrencia, y acto seguido lo aplicó a la Mecánica Celeste para obtener un resultado sobre la estabilidad del movimiento de la Luna. Más adelante este teorema se usó en otras áreas, sobre todo en la Teoría de Números. Repasaremos el teorema y algunos de sus retornos más recientes.

Compártelo: